Banco Guayaquil

Programa de Educación Financiera

Administración de Operaciones de Credito


¿Qué es un Crédito?
Es una operación por medio de la cual el banco presta cierta cantidad de dinero a un cliente (deudor) a un plazo determinado y a una tasa de interés pactada. Al final del plazo establecido, el cliente deberá pagar al banco (acreedor) el total de lo adeudado más los intereses correspondientes.

Propósito del Crédito
Obtener recursos directamente de la institución financiera los mismos que  permiten incentivar el consumo de las personas; realizar proyectos e inversiones que ayudan a mejorar la producción y los ingresos tanto de las personas como de las empresas.

Tipos de Crédito de acuerdo a cada necesidad
Crédito de consumo: Préstamos que se otorgan a las personas naturales con la finalidad de atender bienes, servicios o gastos relacionados con una actividad empresarial,  también  se  considera  los  créditos  otorgados  a  las  personas naturales a través de la tarjeta de crédito.

Crédito comercial: Préstamo que se realiza a empresas de indistinto tamaño para financiar la producción y comercialización de bienes y servicios en sus diferentes fases.

Crédito hipotecario: Dinero que entrega el banco para adquirir una propiedad ya construida, un terreno, la construcción de viviendas, oficinas y otros bienes raíces, con la garantía de la hipoteca sobre el bien adquirido o construido; normalmente es pactado para ser pagado en el mediano o largo plazo.

Crédito  prendario:  Dinero  que  le  entrega  el  banco  o  entidad  financiera  a una persona natural o jurídica para efectuar la compra de un bien mueble, generalmente  el  elemento  debe  de  ser  aprobado  por  el  banco  o  entidad financiera;  y puesto que este bien mueble a comprar quedará con una prenda, hasta una vez saldada la deuda con la entidad financiera o bancaria.

Ventajas y desventajas del Crédito

  • Los  sujetos  de  crédito  pueden  cubrir  apuros  financieros  utilizando  un sistema financiero formal y transparente.
  • Incrementar su patrimonio, adquiriendo bienes muebles o inmuebles sin tener que pagar todo el valor por anticipado y hacer uso de estos bienes para cubrir las cuotas pactadas de pago.
  • El costo de la operación puede ser muy alto produciendo imposibilidad de pago parcial o total de la deuda.
  • El proceso de otorgamiento puede ser muy lento, lo que puede producir retrasos en los procesos de inversión productiva.

La diferencia entre Capital e Interés
Capital  es  el  monto  solicitado  y  entregado  por  la  entidad  financiera  luego  de haber cumplido con todos los requisitos tanto del banco como del ente regulador.
Interés es el costo que tiene que pagar el deudor por recibir de la institución financiera el monto  pactado.  Este valor se puede pagar al final del plazo acordado o durante el tiempo que dure la operación de crédito.

Elementos de un Crédito

  • El Acreedor: representa la parte que concede el Crédito.
  • El Sujeto de Crédito: persona física  o jurídica que recibe el Crédito.
  • Monto del Crédito: cantidad de dinero prestado.
  • Destino del Crédito: uso que se dará al Crédito.
  • Plazo: tiempo que transcurre entre la concesión y el pago del Crédito.
  • Plazo de gracia: tiempo en que no se paga capital, solamente intereses.
  • Intereses: la cantidad que se deberá pagar por el uso del Crédito.
  • Para el acreedor es un ingreso y para el deudor es un costo.
  • Confianza: es la consideración que tiene el acreedor respecto a la solvencia moral y económica del deudor.
  • Riesgo:  es  la  posibilidad  de  que  no  se  recupere  el  crédito  parcial  o totalmente
  • Legales: el Crédito deberá condicionarse a las leyes del que norman estas operaciones.
  • Compromisos asociados a la aceptación de un préstamo.
  • Central de Riesgo: Es el registro de información individual de los sujetos de crédito de una Institución Financiera, establecido por la Superintendencia de Bancos y Seguros, donde mensualmente las instituciones financieras actualizan la situación de los créditos concedidos a sus clientes, reportando entre otros aspectos, el monto adeudado, el tipo de crédito concedido, su situación a la fecha si se encuentra al día o vencido y en función a los días de atraso la calificación respectiva al sujeto de crédito.

Consecuencias de la morosidad y del incumplimiento
La morosidad o el incumplimiento en el pago parcial o total de la deuda afecta el historial crediticio del sujeto de crédito, llevándole inclusive a consecuencias legales como la incautación de los bienes y pagos adicionales debido a los intereses  de  mora  que  deberán  cancelar  por  el  atraso  y  los  gastos  por  la gestión de cobro de la institución financiera.

El  historial  crediticio  de  un  cliente  se  ve  reflejado  en  la  Central  de  Riesgo, registro de información que mensualmente es actualizado por las instituciones financieras a la Superintendencia de Bancos, y en el cual al cierre de cada mes se evalúa si el crédito está al día en el pago o si se encuentra atrasado, en función de los días vencidos se asigna la calificación respectiva definida por la Superintendencia de Bancos en función del tipo de crédito concedido al cliente, conforme la siguiente tabla:

Esta  información  de  la  Central  de  Riesgos  es  consultada  por  todas  las Instituciones financieras previo a conceder un crédito y si el cliente demuestra varios atrasos en sus pagos muy probablemente la Institución Bancaria no se querrá arriesgar con la aprobación del crédito.  Recordemos los conceptos antes  revisados  de  ¿Cómo  funciona  un  Banco?  Es responsabilidad  de  un Banco velar porque los depósitos de sus clientes se encuentren canalizados a créditos que serán cobrados oportunamente, sin atrasos.

Estrategias para administrar la deuda
El sujeto de crédito no deberá endeudarse más allá de su capacidad de pago.

Un endeudamiento bien manejado, genera rentabilidad suficiente para cubrir los  costos  de  financiación  y  para  impulsar  el  crecimiento  de  la  familia,  la empresa o el país. Un endeudamiento mal manejado o innecesario produce un gran problema porque no genera los recursos necesarios para pagarse, por lo que será necesario recurrir a mayor endeudamiento, convirtiéndose en un círculo vicioso del que será muy difícil salir.

Estrategias para reducir la deuda

La principal estrategia es la disciplina financiera que el deudor deberá observar para poder pagar lo adeudado. Gracias a esto el cliente podrá ir pagando las cuotas pactadas e inclusive adelantarse a cancelar si la situación financiera le permite.