Banco Guayaquil

Programa de Educación Financiera

Productos de Seguro


Los Seguros Privados

Los seguros privados son una herramienta que nos permiten reducir riesgos a futuro, garantizando el desembolso de dinero por parte de una Compañía de Seguros para que podamos cubrir alguna eventualidad. Esto se realiza por medio de la firma de un contrato, llamado póliza, en la cual nos comprometemos a pagar una determinada cantidad de dinero, llamada prima, durante un período de tiempo, a manera de garantizar que la Compañía de Seguros nos entregue una cantidad de dinero, para que podamos cubrir la circunstancia por la cual buscamos asegurarnos.

Los seguros nos protegen contra pérdidas de dinero significativas. Por ejemplo, si usted es la principal fuente de ingresos de su familia, su muerte prematura podría implicar grandes dificultades para su hogar. En ese caso, un seguro de vida podría ayudarle a proteger a su familia, ya que las primas periódicas que usted pague aseguran que su ingreso sea reemplazado por la cantidad que usted decidió asegurar. 

Entre los usos comunes que se dan a los seguros están:

· Protegerse de gastos no planificados por temas de salud.

· Proteger su hogar de robo, incendio, inundación y otros peligros.

· Proteger a su familia, en caso de muerte, de una pérdida de ingresos.

· Asegurar que su deuda sea pagada después de su muerte.

· Proteger su vehículo en caso de robo, o de pérdidas incurridas en caso de accidentes.

Algo que hay que tener en consideración es que las pólizas de seguros tienen condiciones, en las que se pueden indicar situaciones en las cuales el seguro no cubra su pérdida. Por ejemplo, si usted adquirió un seguro para proteger su vehículo, muy probablemente su contrato no vaya a cubrir los gastos del mismo si usted lo chocó por impericia (por ejemplo, haber conducido en estado de embriaguez). Por tal motivo es sumamente importante exigir la explicación de todos los términos y condiciones que apliquen al tipo de seguro que usted quiere adquirir.

En algunos casos usted podrá acceder a seguros por medio de instituciones financieras, tales como los bancos, las cuales en asociación con Compañías de Seguros buscarán ofrecerle este producto en conjunto a sus servicios financieros. Por ejemplo, uno de los seguros más comunes ofrecidos por instituciones financieras es el seguro de desgravamen. Este tipo de seguro se contrata para cubrir una deuda en particular, y que la misma sea cancelada en caso de su fallecimiento.

Los seguros ofrecidos por instituciones financieras no son imponibles, por lo que usted no se encuentra en obligación alguna de aceptar los seguros que le sean ofertados por las instituciones financieras de las cuales usted sea cliente. Si usted decidió contratar un seguro por esta vía pero, eventual considera que ya no lo necesita, usted también se encuentra en potestad de solicitar la finalización del servicio.